Avisar de contenido inadecuado
Expand

19 de abril

Por alguna inentendible razón, a cinco siglos de la llegada de los europeos a América, los aborígenes de nuestro continente aún no gozan de un trato igualitario. Justamente ellos, que fueron los primeros pobladores de nuestras tierras, los que más la cuidan y la respetan (a tal punto que la siguen llamando "Madre"), se ven avasallados a veces hasta en sus derechos más básicos de mantener sus tierras y sus sanas costumbres. Está en nosotros respetarlos y valorar sus tradiciones.

El Día del Aborigen Americano (o Día Americano del Indio) se celebra cada año en conmemoración del Congreso Indigenista Interamericano reunido en México el 19 de abril de 1940. El congreso fue convocado en Patzquaro (estado de Michoacan) por el entonces presidente Lázaro Cárdenas, que era descendiente de aborígenes.

En aquella oportunidad se reunieron por primera vez los caciques representantes de las culturas indígenas de nuestro continente, para analizar su situación actual y buscar un camino común ante las adversidades que enfrentan. Además, como resultado de la reunión quedó fundado el Instituto Indigenista Interamericano, que tiene su sede en México y que depende de la OEA.

En la Argentina se reconoció esta fecha luego de 5 años, por medio del decreto Nº 7550 del Poder Ejecutivo Nacional. Además, en la Constitución Nacional de 1994 (Artículo 75, inciso 17) se toma partido de los asuntos indígenas, y en el año 2000 nuestro país ha ratificado el Convenio N° 169 de la OIT, por el cual el Estado Argentino reconoce a los pueblos indígenas, entre otros derechos, su integridad cultural, sus tierras, sus formas de organización social, económica y política, y el derecho a mantener sus costumbres.

Actualmente son 14 las comunidades aborígenes que habitan suelo americano (de "Abya Yala", según el nombre con el que el pueblo Kuna de Panamá nombró al continente, y palabra que se ha convertido en un concepto universal para los pueblos indígenas de Latinoamérica, otorgándoles sentido de unidad y pertenencia): Tobas, Pilabas, Mocovíes, Diaguitas, Calchaquíes, Mapuches, Wichis, Guaraníes, Coyas, Chiliguanos, Tehuelches, Vilelas Mestizados, Chorotes y Chulupíes. El vocablo "aborigen" proviene del latín y significa "desde el origen" o "desde el principio", recalcando el orgullo de estos pueblos por ser los "dueños de la tierra" a la que en sus diferentes lenguas siguen llamando Madre.

El Día del Aborigen Americano pretende cuidar, perpetuar y resaltar el valor de las culturas aborígenes de América, forjadas antes del "descubrimiento", y que son las que le imprimieron a nuestra tierra los primeros rasgos culturales que, junto a los de los colonizadores europeos, dieron forma a nuestra propia actualidad. Porque todos en América tenemos una raíz y hasta un presente en cierto modo aborigen

{
}

!Sobre el blog

Artesanias indigenas es un espacio para ofrecer, a quienes se interesen por las artesanias y el arte rupestre  ,una galeria de fotos con mis productos, elaborados en papel maché y pasta piedra, de manera totalmente artesanal, con diseños originales, pintados a mano,inspirados en las diferentes comunidades indigenas de Argentina, Perú, Bolivia,México,Chile, Colombia, etc...
Tener una figura o un producto indígena en tu casa,sea del material que fuese, nos conecta con nuestra escencia y con la madre tierra.
También los invito a hacer un recorrido por todas las comunidades indigenas que habitaron y habitan nuestro país,para conocer e informarse cómo vivían,en que creían,cómo se organizaban como comunidad y como viven ahora, mientras siguen luchando por sus derechos.

Leer más sobre este blog en Obolog

Expand

Los Yamanás

Yamanas Vivían en la zona del Estrecho de Magallanes.

Los restos más antiguos que se hallaron nos remontan a unos seis mil años atrás.

Eran pescadores y cazadores. Se desplazaban habitualmente en canoas.

Fabricaban puntas de arpón, anzuelos, cuchillos con huesos y piedras.
Expand

Los Querandíes

DiaguitaEn la pampa vivian los querandíes.Se alimentaban con la carne de ñandues, ciervos y liebres y usaban boleadoras de piedra. Sus chosas eran toldos de cuero: después de la llegada de los españoles, se apoderaron de los caballos salvajes y se hicieron excelentes jinetes. Atacaban a los pobladores cristianos y durante esos "malones", se apoderaban de ganado. Estaban ubicados en el norte de Bs.As. y el sur de Santa Fe. Dibujo de vasijas Diaguita
Expand

Los Tehuelches

Tehuelche Su nombre significa "hombres fuertes".
Su presencia en la Patagonia está registrada desde hace seis mil años.
Eran expertos cazadores de guanacos, pumas y ñandúes. Para ello, utilizaban arcos, flechas y "boleadoras".
Sus viviendas estaban construidas con pieles de guanaco y conocían los secretos para la fabricación de cerámicas y telas.
Organización social :
El gobierno era ejercido por caciques, cuyo cargo era hereditario. El modo de vida que llevaba este pueblo era nómade, debido a la búsqueda de los mejores sitios de caza. Cada nuevo traslado implicaba el paso a una región no afectada por derechos de caza reconocidos a otras tribus, o el compromiso de aceptación de las que pudieran sentirse perjudicadas. La violación de los límites jurisdiccionales de esas posesiones implicaba la guerra. Los tehuelches tenían instituida la esclavitud .El esclavo era puesto a las órdenes de la mujer principal, quien le indicaba sus obligaciones domésticas. La autoridad paterna era dócilmente aceptada por los hijos ,como así también por los yernos. El matrimonio se llevaba a cabo mediante la compra de la mujer, después de obtenido su consentimiento. El pueblo era monógamo. Los hombres, de todos modos, podían tener todas las mujeres que pudieran mantener. Era costumbre entre los hombres mantenerse solteros hasta los veinte años, por una cuestión económica.

Religión:
Los tehuelches creían en la existencia de una fuerza superior benigna, que gobernaba en el cielo pero que no tenía injerencia directa en las cosas de los hombres. Veneraban chotacabras, algunos lagartos achatados y todo objeto o animal raro y desconocido. Los médicos hechiceros ejercían los métodos curativos. La muerte era rodeada de complejas ceremonias y, en las primeras épocas, la tumba se ubicaba en un lugar secreto. Más tarde estas costumbres cambiaron . Creían en El-Lal, Dios superior , creador de los indios y de los animales, exterminador de las fieras, civilizador del hombre a quienes había enseñado el uso del fuego y de las armas. También les transmitía el conjunto de sus ideas morales.
{
}
Expand

Los Onas

Ona Vivían en las costas de Tierra del Fuego y también se desplazaban hacia el interior de la isla.
Eran hábiles cazadores de guanacos y otros animales terrestres. Utilizaban arcos y flechas.
Fabricaban mantas y zapatos con las pieles, material que también fue utilizado en la construcción de viviendas.
Se organizaban en clanes.

Organización social :
Este grupo estaba constituido por pequeñas comunidades, de una veintena de individuos, que comprendían dos o más familias. No se conocían jefes o caciques. En las ceremonias religiosas los ancianos de la tribu desempeñaban un papel principal, y la parte del ritual estaba en manos de los médicos-hechiceros . Eran generalmente monógamos, aunque había empezado a difundirse la poligamia. Era práctica común el casamiento con dos o mas hermanas, o con una viuda y su hija. También se aplicaba el levirato, es decir, la costumbre de heredar la viuda del hermano.

Religión:
Creían en Hashe, el espíritu maléfico encarnado en el árbol seco y otros espíritus malignos. También existían espíritus benignos que curaban las heridas. Los muertos eran envueltos en su propio manto de pieles y enterrados en un hoyo superficial, quemándose su casa y trasladándose
Expand

Los Pampas


Pampas A la llegada de los españoles, las regiones de las llanuras bonaerenses estaban pobladas por los grupos dispersos de los pampas. Éstos fueron sus únicos ocupantes hasta que los "malones" o incursiones guerreras de los araucanos comenzaron a hostilizarlos y a barrerlos en diferentes direcciones. Esta presión ejercida por las tribus araucanas más belicosas, más numerosas y mejor armadas obligó a los propios pampas a incursionar sobre los fortines de los blancos. Sus incursiones se desarrollaban al Sur hasta el Río Negro, poniéndose en contacto con las tribus de los patagones, con los cuales solían asociarse en sus correrías. Hacia el Norte ocurrían hasta una zona imprecisa, que acaso pudiera ser el Sur de la provincia de Santa Fé. El nombre de "pampas" les era también concedido por los araucanos, pero los patacones les llamaban "tonec".No eran agricultores sino recolectores, pero el fuerte de su alimentación consistía en los productos de la caza del avestruz, al que cazaban a caballo por medio de boleadoras. También comían carne de las enormes manadas de caballos cimarrones que pastaban libremente en esos territorios excepcionales para su prolificación. Se alimentaban del ciervo, de la liebre, del tatuejo y de otros pequeños animales regionales.
Vivienda:
Sus toldos consistían en tres palos del grueso de un puño hincados en la tierra a cuatro pies de distancia el uno del otro. En del medio, que era el más largo, medía una vara. Todos terminaban en una horqueta u horquilla. A dos varas de ese conjunto plantaban otro similar. Cada una de estas tiendas era ocupada por una familia. Sus individuos se acostaban sobre pieles y siempre sobre la espalda.
Vestido:
Sus ropajes participaban de la vestimenta de araucanos y patagones. El ropaje masculino consistía en pieles preparadas por las mujeres o en tejidos de lana que ellas realizaban en sus telares primitivos. Las mujeres gustaban de adornarse con placas de cobre o pequeños objetos de plata. Los hombres cifraban su orgullo en las prendas y arreos, con adornos de plata para el caballo, así como en las grandes espuelas que usaban. Hombres y mujeres lucían un peinado y un adorno de los cabellos diferente. Ellos los dejaban crecer, levantando todas las puntas hacia arriba y ciñéndolas con una vincha. Ellas dividían sus cabellos al medio, haciendo dos gruesas trenzas. No utilizaban tatuajes faciales, pero sí aros y collares.
Técnica:
Alfarería. En toda cuenca del Salado, con ramificaciones que por la costa del Atlántico llegan hasta la zona del Delta inferior e Isla de Martín García, una invariable característica tipológica en la técnica de fabricación de su cerámica y una verdadera "unidad de escuela". No se ha encontrado cerámica pintada, pero sí un desarrollo grande de los motivos de decoración incisa. Pampas La poca cantidad numérica de estos pobladores indígenas, su muy posible preocupación de destruir la cerámica una vez utilizada, han impedido la obtención de elementos numerosos de esa industria. Los restos recogidos consisten en pequeños trozos, entre los cuales se señalan dos tipos esenciales:
_ Una cerámica de grano y paredes gruesas, tosca y sin decoración.
_ Una cerámica que es la que presenta la decoración incisa, así como los agujeros de sustentación cercanos a algunos bordes de las piezas.
La arcilla empleada presenta a veces mezcla de cuarzo, mica o sílex pulverizado.
Material de Piedra:
Lo típico de la cultura lítita pampeana son las bolas de boleadora, así como algunos "sobadores" de pieles . El material más empleado fueron las rocas duras, del tipo de la dorita y del granito, provenientes de las sierras del Tandil y Olavarría.
Tejido, Trabajos en madera y hueso:
Los trajes tejidos por las mujeres pampas eran hechos en telares rudimentarios construidos en madera. Los instrumentos de hueso no eran de hallazgo muy frecuente. Se utilizaban en conexión con el preparado y cosido de las pieles.
Organización Social, Familia, Derecho:
Sus caciques tomaban el nombre de "ganac". Eran jefes militares pero no recibían obediencia sino en la guerra. En la época de paz era jefe el mejor de los oradores. Había también otros individuos que gozaban de consideraciones especiales por su talento. Perspicacia y valor. Cada uno de los caciques residía en un territorio propio, sólo se coaligaban para hacer la guerra o para defenderse en causas de interés común. La guerra era en forma de "malón". Combatían con lanza, arco y flecha, boleadora. Su belicosidad se manifestaba no sólo en el ardor para la guerra, sino también en los crueles duelos.
Religión:
Como los araucanos, creían en un genio maléfico llamado "gualichu o arraken", que a veces se tornaba bienhechor, pero al que era innecesario hacerle rogativas u ofrendas. Poseían médicos-hechiceros, que gozaban de gran predicamento hasta después de muertos, al creer en sus relaciones con "gualichu" y al poder lograr su comparencia en cualquier momento. Sus curaciones se hacían conjurándolo a presentarse y salvar al enfermo. Creían en la inmortalidad del alma y practicaban ceremonias de entierro estrechamente vinculadas con las de los araucanos, de los que habían tomado el rito, la muerte y el entierro del caballo preferido sobre la tumba. En ella colocaban elementos de ajuar funerario. Lloraban al muerto por un día y le enterraban. Al que al año volvían a desenterrarle y uno muy hábil lo descarnaba. Cubrían los huesos con sus mejores ropas y hacían un banquete ritual poniendo los huesos en unas "alforjas muy pintadas" finalmente los llevaban sobre un caballo a una casa que hacían junto a las suyas.
Arte:
Las únicas manifestaciones artísticas que de ellos se conocen, son algunas pictografías con motivos escalonados, cruces y círculos concéntricos o estrellados que les son atribuidas.

Expand

Matacos

Mataco Se ubicaban en el centro del Chaco.
Eran básicamente pescadores y recolectores, pero tambien practicaban la caza y la agricultura pero como actividades secundarias. Habitaban las regiones aledañas a los ríos Pilcomayo, Bermejo y Teuco. La pesca se realizaba con arpónes de unos cuatro metros de largo.Vivían en chozas de ramas y paja, sin puertas ni muebles. Se vestían con pieles de venado. Los caciques tenían una autoridad limitada (en tiempos de paz) y debían consultar todas sus decisiones con una especie de consejo de jefes de familia. Sólo los pilagá presentaban una autoridad caciquil más fuerte. En todos los casos, la autoridad, se robustecía durante la guerra, período en el que las órdenes del cacique eran puntualmente obedecidas. Su actitud era paternal por los intereses de sus súbditos. El cargo de cacique era hereditario, pero si el primogénito no tenía condiciones para el mando, el padre podía designar a otro de sus hijos. Si no lo había capaz, se designaba a un extraño que era hábil cazador y pescador, experto guerrero y buen conocedor del territorio. La familia era monogámica; sólo los caciques eran polígamos, pero no tenían más de dos o tres mujeres. Las relaciones sexuales eran muy liberales antes del matrimonio, pero las mujeres, casadas debían tener estricta fidelidad al esposo. La única educación era el adiestramiento desde edad temprana en lo que habían de ser sus trabajos y preocupaciones de adultos. En ello consistía también sus juegos.
Su religión estaba poblada de ideas mágicas y era profundamente animista. Adoraban dioses que tenían a su cargo la maduración de los frutos silvestres. En este caso, para ambas "naciones" estos dioses estaban representados en el mismo lugar de la bóveda celeste: la constelación de Orióny parte de la Osa.
Expand

los guaraníes

Una vida sedentaria en pequeñas aldeas
Los guaraníes eran agricultores. Como producían sus propios alimentos no necesitaban mudarse de un lugar a otro. A diferencia de los yámanas y de los tehuelches, los guaraníes vivían en aldeas en forma bastante estable: eran sedentarios.
Las aldeas de los guaraníes estaban formadas por pocas casas (aproximadamente ocho) que eran grandes y se levantaban alrededor de una plaza. Esas edificaciones estaban rodeadas por un cerco y un foso que protegían a los aldeanos de los ataques de otros pueblos y de los temibles yaguaretés
.                                                                      Guaraní                                                                                                         Con jefes y hechiceros
En cada casa vivía una familia extensa formada por varias parejas y sus hijos, padres, abuelos y tíos. Las familias eran tan numerosas que en una misma casa vivían cien o más parientes! Cada una era dirigida por un jefe que los comandaba en las guerras y cumplía la función de juez en las peleas familiares.
Entre estos jefes se elegía el tuvichá o jefe máximo de la aldea. El tuvichá era muy respetado pero no podía dar órdenes. Debía convencer a la gente de su pueblo por medio de la palabra. No se distinguía demasiado del resto del pueblo. Una de las pocas deferencias que lo distinguía era que podía tener varias mujeres. Además de los jefes, entre los guaraníes se destacaban los payés. Eran médicos hechiceros que también tenían poderes para comunicarse con los dioses y los porás, unos duendecillos protectores de plantas y animales. Los payés trataban indigestiones, infecciones y fiebre con hierbas medicinales y ungüentos. Los guaraníes cultivaban maíz, zapallo, mandioca, batata, tabaco y algodón. También recolectaban frutos y plantas, como la yerba mate. Con ella preparaban nuestro conocido mate.
Las casonas tenían cincuenta metros de largo. Las paredes eran de madera y estaban revocadas con barro. No tenían ventanas. Los techos, altos y a dos aguas, estaban cubiertos por hojas de palmera o pasto. Se entraba por puertas construidas en sus extremos.
Las mujeres preparaban distintos tipos de comida. Con harina de maíz, hacían unos bollitos deliciosos y nutritivos: los chipás. En varias provincias del nordeste argentino y en el Paraguay se siguen haciendo chipás, como hace seiscientos años.
Los guaraníes hacían ollas, platos y tinajas con distintos materiales. Pero, en general, los recipientes eran canastos de diferentes formas confeccionados con tiras de cortezas.  

Expand

Los Diaguitas

La mayoría de los investigadores coinciden en decir que los diaguitas ocuparon el corazón del Noroeste, es decir los valles y quebradas.Las primeras crónicas adjudicaron el gentilicio de "calchaquíes" a los habitantes de la región del mismo nombre y por extensión a las restantes comunidades del área. En realidad los calchaquíes eran diaguitas, cultura que estaba intDiaguitaegrada por un conjunto de parcialidades como los pulares, luracataos, chicoanas, tolombones, yocaviles, quilmes, tafis, hualfines, etc.Todas ellas tenían en común la lengua. Todas las fuentes coinciden que la lengua "caca" o "cacán" otorgaba unidad a estos pueblos. Era una cultura de agricultores sedentarios, poseedores de irrigación artificial, por medio de canales y con andenes de cultivo para sus productos principales: maíz, zapallo y porotos. La recolección fue otra de sus actividades, especialmente de la algarroba y el chañar, que almacenaban en grandes cantidades; en mucha menor medida practicaba la caza. Tenían fuertes jefaturas, probablemente hereditarias, que llegaban a desplegar su autoridad sobre varias comunidades. La familia monogámica era el núcleo vital de la comunidad, destacándose la practica de la poligamia entre los caciques. Eran adoradores del Sol, el trueno y el relámpago. La cerámica presenta muchos diseños de animales sagrados: ñandúes, batracios y serpientes, estas ultimas asociadas al agua que cae del cielo.La lluvia era decisiva para estas comunidades de agricultores y a ella dedicaban sacrificios en sus lugares construidos a tal efecto, denominados ZUPCA, que estaban a cargo de los chamanes.Los diaguitas participaban del culto a la Madre Tierra o Pachamama al igual que en Perú y Bolivia. Ella es la dueña de la tierra; se le ruega por la fertilidad de los campos, el buen viaje del peregrino,  el buen parto de las mujeres y la felicidad en todas las empresas.                        La cultura diaguita fue guerrera; hecho demostrado incluso a la llegada de los españoles, cuando les opuso una feroz resistencia, quizá la más fuerte. El instrumental bélico era muy variado y la guerra contra el español asumió las características de un fenómeno integral en el que participo la comunidad entera.